La FEMP defiende la sostenibilidad de invertir en espacios verdes

6 Febrero, 2020 - 08:18
La infraestructura verde puede ser sinónimo de salud pública, de integración, de participación o de lucha contra el cambio climático si se permite a la Administración Local invertir sus recursos en clave verde y se lleva a cabo la adecuada coordinación entre las Administraciones que conforman el Estado. Así se expuso desde la FEMP en la jornada ‘Implementación de la Infraestructura Verde en el Ámbito Municipal’, organizada por ASEJA y la FEMP en la sede de la CEOE

Durante la inauguración, el Secretario General de la FEMP, Carlos Daniel Casares, ha recordado que los espacios verdes no son solo paisaje u ocio, “son una apuesta por la salud, la biodiversidad y la lucha contra el cambio climático”. Una realidad que hace de la inversión en infraestructura verde “no solo un deber legal que impondrá la Estrategia Nacional de Infraestructura Verde es una demanda de la ciudadanía y una necesidad para hacer de nuestras ciudades espacios sostenibles, seguros, saludables y sociales, para acometer la revolución de las cuatro S”.

En el marco de esta jornada, Casares ha aprovechado para anunciar que la FEMP está trabajando en la reedición de su Guía de Infraestructura Verde Municipal y que mantendrá su apuesta por la formación a trabajadores y cargos electos municipales junto a socios como ASEJA. Además, ha destacado el papel del municipalismo en el “compromiso verde” con hitos como la intensa actividad de las Entidades Locales en la pasada COP25 y, adelantó, que esta Cumbre ha marcado un “antes y un después” ya que, en Glasgow, próxima anfitriona de la COP, se contempla y se trabaja por incluir la acción local contra el cambio climático en el programa.

Junto a Casares, el Vicepresidente de la CEOE, Julián Núñez, ha destacado que tras “lo verde hay una gran oportunidad y un motor de crecimiento en potencia”. En esta línea, Núñez ha puesto el acento en la necesidad de no limitar el planteamiento de la Infraestructura Verde a lo específico, a parque o jardines, sino también a ámbitos como el transporte y movilidad y a que si la Administración no cuente con los recursos necesario, colabore y a “dé paso a lo privado”. En esta línea, el Presidente de la Asociación de Empresas de Gestión de Infraestructura Verde (ASEJA), David de la Cruz, ha instado a pensar que las soluciones que la naturaleza ofrece son más sostenibles que “las soluciones grises que el ser humano ha ofrecido históricamente”.

En el desarrollo de la jornada, se han planteado y debatido aspectos como los beneficios, las necesidades y las barreras tras la infraestructura verde. Desde la Red de Gobiernos Locales + Biodiversidad de la Federación se ha puesto el acento en tres grandes desafíos: la necesidad de provocar un cambio de mentalidad en las autoridades locales y vincular los espacios verdes con salud, turismo, lucha contra el cambio climático o biodiversidad; el desafío de conseguir una modificación de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local para permitir, entre otras, la inversión en infraestructura verde y el desarrollo de marcos normativos autonómicos que contemplen la realidad de cada territorio y que sean elaborados desde la coordinación y la lealtad institucional.