Usted está en: Histórico

Histórico

La protección de la naturaleza, la sensibilización ambiental, la formación, la investigación y la cooperación internacional son los retos que desarrolla esta entidad.
La conservación de la biodiversidad en nuestra planeta es un reto que entre todos tenemos que afrontar. En 1992, en el transcurso de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo celebrada en Río de Janeiro, la Comunidad Europea y todos sus Estados miembros firmaron el Convenio para la Diversidad Biológica.

Por primera vez se considera la Biodiversidad como patrimonio común de la humanidad, cuya conservación constituye una responsabilidad compartida que ha de llevarse a cabo en un marco de uso sostenible. El Convenio para la Diversidad Biológica ha sido ratificado por más de 170 países, entre ellos España, siguen siendo aún demasiadas las especies animales y vegetales que corren el riesgo de extinguirse.

En 2002, en la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible celebrada en Johannesburgo, los Jefes de Estado asistentes acordaron la necesidad de reducir de forma significativa el índice de pérdida de diversidad biológica fijándose como plazo el año 2010.

La Unión Europea presentó una serie de medidas para ser desarrolladas entre los años 2002 y 2012, en su Sexto Programa de Acción en materia de Medio Ambiente, teniendo entre ellas un lugar destacado la elaboración de planes estratégicos para la conservación de la biodiversidad.

España cuenta con uno de los índices más altos de biodiversidad de toda la Unión Europea. Al ser los Estados los responsables de la conservación de su diversidad biológica y de la utilización sostenible de sus recursos biológicos, el 22 de diciembre de 1998 al amparo de la ley 30/1994, la Administración General del Estado constituyó, mediante escritura pública, la Fundación Biodiversidad, una persona jurídica de derecho privado perteneciente al sector público estatal, así denominada por la Ley 50/2002 de 26 de diciembre de fundaciones, ya que la conservación y la utilización sostenible de la diversidad biológica es un derecho fundamental que entre todos debemos salvaguardar.

La protección de la naturaleza, la sensibilización ambiental, la formación, la investigación y la cooperación internacional son los retos que desarrolla esta entidad. Para ello colabora con distintas instituciones y organismos públicos y privados, nacionales e internacionales para la puesta en marcha de proyectos e iniciativas como, por ejemplo, la coordinación del Programa Operativo "Iniciativa Empresarial y Formación Continua" del Fondo Social Europeo. Asimismo, impulsa y patrocina aquellas iniciativas de educación ambiental, preservación del entorno y protección de hábitats y especies que realicen diferentes entidades. En el mes de septiembre de 2004, la Fundación Biodiversidad inició una nueva etapa en la que se definieron una nueva misión, así como nuevos objetivos, principios y líneas estratégicas.